RRHH - 25 de noviembre, 2019

¿Cómo saber si un candidato está motivado?

Cuando nos encontramos inmersos en un proceso selectivo, bien como candidatos o como parte de una compañía, siempre intentamos hacerlo lo mejor posible. En el caso del personal que forma parte del departamento de Recursos Humanos es una tarea más complicada aún si cabe: deben encontrar a alguien con la formación necesaria, que encaje en el perfil que busca la empresa y que, una vez tomada la decisión, sepa adaptarse en su nuevo puesto de trabajo.

Si nos centramos en todo el proceso selectivo, el punto de la formación es bastante sencillo. El candidato tiene unos conocimientos y una formación o no la tiene, podemos decir que es un criterio objetivo. Sin embargo, cuando pasamos a conocer a esa persona, teniendo en cuanta todo lo que puedes llegar a conocer a alguien en una entrevista de trabajo, ya entran en juego muchos otros factores.

Es en este punto en el que como integrante del departamento de Recursos Humanos de una empresa, o incluso tú mismo si hablamos de un negocio local, debemos saber si el candidato o la candidata a quien estamos entrevistando en ese momento tiene la motivación suficiente como para formar parte de nuestro proyecto.

Como reclutador, debes conocer o saber apreciar cuáles son las causas del aspirante a cambiar de trabajo o a postularse para un primer empleo con ese puesto en tu compañía. De esta forma, podrás saber si sus intenciones encajan o coinciden con las que tiene la empresa y evitar posibles futuros desencuentros.

Como reclutador, debes conocer o saber apreciar cuáles son las causas del aspirante a cambiar de trabajo o a postularse para un primer empleo con ese puesto en tu compañía. Clic para tuitear

Durante la entrevista puedes preguntarle por las razones para querer abandonar su empleo actual o, por otro lado, a qué le da más valor o importancia en un puesto de trabajo. O también directamente formulando la pregunta “¿por qué has tenido tantos puestos de trabajo en tantos años?”. Así podrás obtener una visión general de su trayectoria profesional, a qué se deben esos cambios e interpretar cuáles son sus aspiraciones profesionales para un futuro a corto o medio plazo.

Por supuesto, debes tener en cuenta que, de antemano, no hay respuestas correctas o incorrectas. Debes ser respetuoso y comprensivo y mantener la mente abierta, pues en ese momento no sabes cuáles son sus circunstancias personales. Cada persona es un mundo y no todos reaccionamos de la misma manera.

Otra forma de saber cuál es su motivación es prestar atención a los detalles. Normalmente, los aspirantes más motivados por obtener ese puesto de trabajo hacen más preguntas para conocer mejor la compañía, en qué consistiría su trabajo o cómo es el equipo y la relación entre los compañeros.

Además de todos estos factores influyentes y preguntas, debes buscar el compromiso por parte del candidato o la candidata. Podemos entender que motivación y compromiso, a la hora de incorporarte a un nuevo entorno de trabajo y una empresa, vienen de la mano. Sin embargo, la motivación es mucho más cambiante mientras que el compromiso se mantiene a largo plazo.

Por ello es necesario que los aspirantes estén motivados con un proyecto nuevo que se va a realizar o una propuesta que tu empresa quiere presentar, pero también es importante que se sientan parte de esa familia, que el compromiso con el proyecto, propuesta, presentación o tarea sea total por parte del equipo y, además, con el crecimiento de la compañía en el sector.

Los trabajadores que están comprometidos con su empresa son más felices, productivos y, por lo tanto, más rentables. Ahora te proponemos que te hagas una pregunta y reflexiones sobre ella: ¿Les das motivos a tus trabajadores, actuales y futuros, para que estén implicados y comprometidos?

 

 

Ver también:

“8 trabajos que puedes hacer desde casa”

“Sectores laborales más demandados”

Compartir