Prensa - 19 de febrero, 2021

Qué formación necesitas para emprender

Emprender tu propio negocio resulta muy atractivo, ser tu propio jefe y administrar tu tiempo y recursos, pero debes prepararte con conocimientos básicos para desarrollar tu proyecto, aprende qué tipo de formaciones se requieren para ser un emprendedor.

Url: https://taalentfy.com/home

Anchor: https://www.epae.es/cursos/curso-asesoria-contabilidad-fiscalidad-laboral/ y https://www.efisco.es/contabilidad/mejores-cursos-de-contabilidad/ (curso asesor fiscal y mejores cursos de contabilidad). 

Qué formación necesitas para emprender

Un emprendedor es una persona que partiendo de una innovación pone en marcha su propio negocio, obviamente es recomendable que se adquieran ciertos conocimientos que proporcionen una visión global del mundo actual de los negocios, tales como marketing digital, contabilidad, finanzas, formas jurídicas de una empresa, entre otros. 

No se trata de obtener un grado universitario para convertirse en un emprendedor, pero como todo en la vida, es necesario formarse para tener herramientas que permitan lograr la rentabilidad No basta con tener una excelente idea de negocio.  Antes de iniciar debemos autoanalizarnos y conocer nuestras fortalezas y debilidades, así como también si contamos con las habilidades necesarias para llevar a cabo un proyecto de este tipo, tales como capacidad para vender, liderazgo, facilidad para la comunicación, manejo del tiempo, perseverancia, valentía, negociación. 

En caso de determinar que carecemos de algunas de estas habilidades es importante recurrir a capacitaciones o formaciones que nos permitan desarrollar estas destrezas. O si detectamos que de ninguna manera son nuestras fortalezas, es importante igualmente contar con un equipo de trabajo que complemente nuestras capacidades y permita llevar a cabo nuestro proyecto de una manera eficiente.  

Formación requerida para emprender

Es recomendable contar con conocimientos en todo lo concerniente al asesoramiento de empresas en la parte contable, fiscal y laboral. Conocimientos de impuestos como el IVA y el IRPF, tipos de contratos, nóminas, inscripción y afiliación a la Seguridad Social, entre otros. Por ello, te recomendamos inscribirte en alguno de los mejores cursos de contabilidad que puedes encontrar disponibles, como los que ofrece EFISCO. 

Dichos cursos son de gran importancia para poder destacar entre la competencia y ser capaz de incorporarte en el equipo de trabajo de una empresa, ya que en la actualidad existe una gran demanda en el área de contabilidad con muchas personas calificadas compitiendo por un puesto. Sin embargo, como te indicamos, realizar alguno de los programas o cursos de formación en esta área que te acabamos de sugerir, te dará una gran ventaja para poder quedarte con un puesto, o bien para emprender exitosamente por tu cuenta.

Adicionalmente, te sugerimos un estupendo y destacable curso de asesor fiscal, el cual ofrece importantes ventajas al asesor o asistente que trabajará tanto en el área fiscal, como contable y laboral. En este, podrás adquirir los conocimientos y herramientas de mayor relevancia y utilidad en la actualidad que te permitirán convertirte en todo un profesional en dichas áreas, lo que te hará aún más capaz de emprender con éxito.

Otros conocimientos que podrás adquirir tanto con los cursos como fuera de estos y que sugerimos adquirir para que emprendas de manera exitosa

Conocimientos Administrativos

Es aconsejable poseer nociones de administración de empresas, técnicas de planificación, organización, ejecución, toma de decisiones, gestión y trámite de documentos, conocimientos de herramientas informáticas, gestionar el calendario administrativo, manejo de las finanzas, entre otros.

Gestión del tiempo

Se debe contar con diversas técnicas para el óptimo manejo del tiempo, aprender a establecer prioridades, desarrollar la capacidad de organización, formar hábitos de horarios de trabajo que garanticen el cumplimiento de las funciones propias y del equipo de trabajo, tiempos de producción y de entrega, herramientas de apoyo, tareas compartidas, estrategias de seguimiento, optimización de procesos, entre otras.

Esta habilidad se puede desarrollar y complementar con un adiestramiento online o presencial en algún curso, o si la persona cuenta con este tipo de conocimientos por poseer formación académica previa.

Técnicas de Negociación

Existen también capacitaciones relacionadas con el aprendizaje de técnicas de negociación, las cuales están diseñadas para brindar herramientas que faciliten la resolución de conflictos y el logro de objetivos propuestos. En conjunto con la enseñanza del control de las emociones, se puede aprender a identificar causas, motivos y consecuencias por diferencias en puntos de vista, aplicando la mediación y negociación para lograr acuerdos beneficiosos de las partes involucradas, se incluyen en estas técnicas la comunicación efectiva y el desarrollo de la capacidad de escucha.

A nivel organizacional, la negociación representa un medio importante para que el gerente o líder de equipo pueda resolver conflictos impostergables y ayude en la reconciliación del grupo. El poder controlar la inteligencia emocional tiene un alto valor para cualquier persona, ya que permite que los pensamientos fluyan de forma equilibrada y objetiva apartando las emociones que en ocasiones pueden ser innecesarias y entorpecer cualquier proceso. 

Las emociones mal canalizadas pueden arruinar cualquier relación o convenio si no es controlado oportunamente, esto se aplica para socios, clientes, inversionistas, personal a cargo etc.

Técnicas de Ventas

Hay personas que poseen esta habilidad de forma innata, y naturalmente saben cómo llevar un mensaje para comercializar un producto, pero hay otros casos en que no se cuenta con esta fortaleza. Hay diversas formaciones que capacitan en cuanto a todas las técnicas del proceso de ventas. Se puede recurrir a hacer cursos online, o tutoriales por internet. 

La idea es conocer las herramientas para concretar una venta, no se quiere decir que el emprendedor vaya a convertirse en el vendedor directo del producto, pero debe saber cómo transmitir los beneficios de su producto o servicio, o manejar y orientar a su equipo de ventas.

Marketing Digital

Por último, todo emprendedor debe conocer y manejar herramientas de marketing digital, que le permita desarrollar estrategias como definir su target, es decir, a quién quiere dirigir su producto o servicio, trazar objetivos, diseñar estrategias de medios, análisis de la competencia, cómo medir resultados de sus campañas, apoyo del internet y redes sociales, email marketing. 

¿Cómo ser un buen emprendedor?

Si se pretende ser un buen emprendedor, se debe asumir el reto de la mejor manera y cultivarse tanto en lo personal como en lo profesional, si no se posee instrucción académica, siempre habrá oportunidad para obtener capacitación a través de talleres o cursos especializados, así como poder conformar un equipo de trabajo con personal cualificado en cada una de las áreas necesarias. De igual manera, es sumamente importante que cada quien identifique y tome conciencia de sus sofskills.

Sea cual sea el área en el que esté enfocado nuestro emprendimiento, debemos procurar ser especialistas en su conocimiento sectorial, es decir tener toda la información necesaria del sector escogido, todos los elementos que lo conforman, proveedores, precios, competencia, productos, materia prima, mercado directo e indirecto, target, tendencias, cómo afecta la situación nacional, internacional, la política, aspectos culturales, moda, amenazas, presupuesto, oportunidades, mercados potenciales, recursos tecnológicos, medio ambiente, estructura demográfica y social. 

La comprensión y análisis de todos estos factores, serán de gran utilidad para identificar las oportunidades de negocio que resulten más rentables así como también sectores que no estén satisfechos y que podamos adaptar nuestro producto o servicio de manera de captar ese nicho de mercado. 

Cualquier emprendimiento representa un riesgo, pero debemos ser perseverantes y valientes para enfrentar nuevos retos tomar las decisiones adecuadas en cada caso, aprender a no rendirse y tener mucha constancia para alcanzar los objetivos planteados y no perder el ánimo ante las adversidades.

Compartir
Tags